La pelota imaginaria

Este ejercicio es útil para trabajar la escucha del alumno en el escenario. Se trata de reaccionar a lo que el otro te da realmente, no de forma preparada que puede no corresponderse con lo que el otro ofrece.

Los alumnos se distribuyen por el espacio en parejas, uno enfrente de otro. Juegan con una pelota imaginaria que se deben lanzar con distintas intenciones, fuerza, ritmo, etc. El que recibe tiene que hacerlo de acuerdo con la forma en que se la ha enviado el compañero.

Contacto