Gimnasia bucal

Se trata de preparar todos los órganos que intervienen en la emisión del sonido para que estén relajados y dispuestos para responder a nuestras órdenes. Mover y relajar: lengua, mandíbula, labios, etc.
Cuantas más muecas hagamos, mejor. Recordad, siempre depacio; los movimientos bruscos pueden causar lesiones. 

Contacto