Cada vez más capacidad

Tumbados en el suelo hacemos este ejercicio con el fin de ir adquiriendo cada vez más capacidad a la hora de tomar aire.
Inspiramos profundamente, pero sin aspavientos, mantenemos el aire durante tres segundos, después soltamos lentamente el aire. En la segunda inspiración mantenemos el aire seis segudos, en la tercera nueve segundos, en la cuarta doce segundos... así vamos experimentando con la propia capacidad. La condición es que en todo momento la respiración sea natural, que no nos ahoguemos por querer mantener el aire mucho tiempo. 

Contacto