«LA FORMACIÓN DEL ACTOR» Bolelavsky

A.- Pero, ¿qué es los que el actor necesita para eso?
B.- Talento y técnica. La educación del actor consta de tres partes. La primera es la educación de su cuerpo, de toda la estructura física, de cada músculo y fibra. Como director me puedo manejar muy bien con un cuerpo completamente desarrollado.
A.- ¿Cuánto tiempo debe dedicar a esto un actor joven?
B.- Una hora y media diaria de los siguientes ejercicios: Gimnasia y gimnasia rítmica, danza clásica e interpretativa, esgrima, toda clase de ejercicios respiratorios, ejercicios de impostación de la voz, dicción, canto, pantomima y maquillaje. Una hora y media diaria durante dos años, con una práctica constante después de lo que usted ha adquirido, hará un actor agradable de contemplar. La segunda parte de esta educación es intelectual, cultural. Uno puede discutir a Shakespeare, Molière, Goethe y Calderón sólo con un actor culto que sabe qué es lo que representan estos hombres y qué es lo que se ha hecho en los teatros del mundo para representar sus obras. Yo necesito un actor que conozca la literatura mundial y que sepa ver la diferencia entre el Romanticismo alemán y el francés. Necesito un actor que sepa la historia de la pintura, la escultura y la música; que sepa distinguir al menos aproximadamente el estilo de cada periodo y la individualidad de cada pintor. Necesito un actor que tenga una idea lo suficientemente clara de la psicología del movimiento, del psicoanálisis, de la expresión de la emoción y de la lógica del sentimiento. Necesito un actor que sepa algo de la anatomía del cuerpo humano, como también de las grandes obras de la escultura. Todos estos conocimientos son necesarios porque el actor entra en contacto con ellos y tiene que trabajar con ellos en escena. Este entrenamiento intelectual formará un actor que podrá representar una gran variedad de papeles. La tercera parte de la educación, el principio de la cual le mostré hoy, es la educación y entrenamiento del alma ─el factor más importante de la acción dramática─. Un actor no puede existirsin un alma lo suficientemente desarrollada como para ser capaz de llevar a cabo la primera orden de la voluntad, toda acción y cambio estipulado. En otras palabras, el actor debe tener un alma capaz de vivir a través de cualquier situación exigida por el autor. No existe ningún gran actor sin un alma así. Desafortunadamente, ésta se adquiere por medio de un arduo y largo trabajo a expensas del tiempo y la experiencia, y a través de series de papeles experimentales. El trabajo para esto consiste en las siguientes facultades: Completa posesión de los cinco sentidos en varias situaciones imaginables, desarrollo de la memoria del sentimiento, memoria de inspiración o penetración, memoria de imaginación y por último, memoria visual.

Contacto