El director de orquesta

Este es un ejercicio muy interesante para trabajar la observación y la concentración, a la vez que dinamiza a un grupo.

El grupo se coloca en círculo mientras que una persona voluntaria se retira donde no pueda ver ni oír lo que se dice. El grupo nombra a un director de la orquesta y establece cuatro o cinco instrumentos que la orquesta va a tocar, por ejemplo: violín, piano, flauta, guitarra y batería. El director marca el gesto que hará para cada instrumento. El gesto debe ser discreto ya que cuando regrese el voluntario, la orquesta empezará a tocar y el voluntario deberá averuiguar quién es el director de la orquesta.

Contacto