Lo mío y lo de los otros

Se trata de un ejercicio muy sencillo que se puede adaptar a situaciones diversas.

A cada alumno se le reparte una cartulina con un personaje en una situación: un fulbolista marcando un gol, un turista en la Gran Vía, una mujer cargada de bolsas que pierde el autobús, etc. Tienen que realizar su acción mezclado con los demás y, sin perder la concentración, fijarse en lo que hacen los otros. El profesor deja el tiempo necesario para que se observen (depende del número de alumnos) y después se hace una puesta en común sobre lo que cada uno ha observado. Aquí se puede ver quiénes han realizado sus acciones de forma precisa y clara a los ojos de los demás. Al profesor le puede servir para observar el movimiento de los alumnos.

Contacto