Dibujo el propio cuerpo

Este ejercicio está sacado del libro de Augusto Boal: Juegos para actores y no actores citado en la bibliografía.

Los actores se tumban cómodamente en el suelo, cierran los ojos y piensan en su cuerpo como una totalidad, y en cada una de sus partes: dedos, cabeza, boca, lengua, pies, sexo, ojos, pelo, etc. Deben mover la parte en la que están pensando, cuando eso sea posible.

Después de unos minutos de concentración, el director dará a cada actor una hoja de papel en blanco (todas del mismo tamaño) y un lápiz o bolígrafo (del mismo color), Pedirá que cada uno dibuje su cuerpo, manteniendo los ojos bien cerrados, y que firme con su nombre en el dorso del dibujo. Hecho esto, recogerá los dibujos y los colocará en el suelo, en cualquier orden y sólo entonces los actores podrán ver su obra. El director preguntará sobre sus impresiones: ¿están desnudos o vestidos? ¿acostados o de pie? ¿descansando o trabajando? ¿tienen detalles o solo la silueta? Finalmente los invitará a identificar sus propios dibujos.

Este ejercicio es muy útil para trabajar el reconocimiento del propio cuerpo como instrumento del actor.

Contacto