De visita

Este ejercicio es muy interesante para trabajar la creación de un espacio imaginario, la improvisación y la capacidad para mimar los movimientos con precisión.

Preparamos papeles con lugares concretos: una consulta médica, un ascensor, un taxi, una tienda de campaña, el salón de casa, el maletero de un coche, etc. Cada participante coge un papel y dedicamos diez minutos a preparar individualmente el espacio en cuestión. No se puede hablar, pero sí emitir sonidos. A continuación se divide el grupo en dos: unos permanecen en su espacio y otros van de visita de uno en uno a los distintos lugares de sus compañeros. Cuando todos han visitado a todos, cambian los papeles.

Es importante que todos reconozcan los lugares que les han mostrado y, sobre todo, que identifiquen los movimientos, sonidos y actitudes de cada compañero.

Contacto