Los géneros dramáticos (2)

Géneros dramáticos menores:


Farsa: Pieza teatral en la que se produce una exageración de situaciones, personajes y lenguaje que hace que el espectador sea consciente del alejamiento de la realidad. Se cultiva desde la Antigüedad clásica hasta nuestros días, unas veces con intención moralizante, otras para hacer crítica social, otras como expresión artística, etc.


Paso, entremés y sainete: Piezas teatrales breves, utilizadas habitualmente como complemento de obras más extensas y en las que se repiten algunas características: personajes populares, temas cotidianos, tono desenfadado e intención didáctica.


Autos sacramentales: Composición dramática de carácter religioso que en el siglo XVII toma su forma definitiva con Calderón de la Barca. Habitualmente los personajes son de carácter alegórico y tienen una clara intención didáctica.


Además de todos estos géneros, tendríamos que tener en cuenta aquellos textos que se combinan con la música: ópera, opereta, zarzuela y comedia musical. Todos ellos tienen en común que combinan la música con el libreto en el que se contiene la historia, además de una puesta en escena que tiende a la espectacularidad. Se diferencian en su origen y en el carácter de las historias que se cuentan en cada uno de los géneros.

 

Contacto