¿Cómo está hoy el cuerpo?

Este ejercicio persigue el objetivo de tomar conciencia del cuerpo y su situación.
No olvidemos la respiración: con el diafragma y con un ritmo uniforme. Cogemos aire por la nariz y lo soltamos, lentamente, por la boca.
Tumbados en el suelo boca arriba con los brazos a lo largo del cuerpo y las piernas ligeramente separadas, vamos repasando de manera ordenada (desde los pies a la cabeza) y lenta cada una de las partes de nuestro cuerpo que están en contacto con el suelo.
Nos tenemos que fijar en la posición y las sensaciones que percibimos: frío, dolor, etc. 

Contacto